De color naranja brillante y aromáticas: Mandarinas Nadorcott de BioTropic

Escrito en .

Frutas de lujo: Ramas llenas de fruta que cuelga en el mandarino ecológico

En 2008 Soumia Lomri y Emile Grac han conseguido cumplir un deseo: Una propia plantación de frutas. El matrimonio ha encontrado su terreno en Marruecos. Entre la ciudad portuaria Esauira y Marrakech han adquirido 100 hectáreas que se ajustan a sus exigencias. Sobre un tercio de la superficie plantaron mandarinos, sobre pequeñas superficies plantaron naranjas e higos. La agricultura no es nueva para ellos: Grac y Lomri distribuyen hierbas aromáticas en su tierra natal Francia.

Desde el principio la pareja le dio importancia a una agricultura responsable, porque esto forma parte de su filosofía de producción: Un suelo rico en sustancias nutritivas y una labra sostenible. También era evidente que estaba previsto que los productos obtuvieran en algún momento el certificado ecológico – las mandarinas ya lo tienen. Todos los demás productos seguirán pronto.

Las mandarinas Nadorcott de Grac y Lomri tienen un color naranja brillante. Pero sobre todo el aroma se encuentra entre dulce y ácido maravillosamente equilibrado, de manera puede satisfacer cualquier preferencia de sabor. Por regla general, las mandarinas Nadorcott no tienen pepitas y son fáciles de pelar.

El clima de la región beneficia a los frutos: El verano y en otoño son cálidos y en invierno hay noches frescas, que son necesarias para que pueda desarrollarse el color naranja brillante de la cáscara. Una parte de los mandarinos de la plantación de Grac y Lomri están cubiertos por redes. Estas protegen los frutos del mal tiempo como el viento y el granizo.

A principios de marzo Odile Bouron, la directora de la sucursal francesa de BioTropic, así como su colega Willem Bakker visitarán a Grac y Lomri para ver la cosecha. Presumiblemente, la temporada durará hasta principios de abril.

Texto: Visnja Malesic
Imágenes: BioTropic GmbH
Fecha de actualización: febrero 2018

Imprimir