Burkina Faso y Senegal

Nuestros mangos africanos proceden de distintos países según la temporada de cosecha: pueden ser de Burkina Faso, Costa de Marfil o Senegal. Para los pequeños productores de estos países, esos encargos constituyen una magnífica oportunidad de garantizarse la subsistencia. Adicionalmente, prestamos apoyo in situ para las estructuras que crean las pequeñas explotaciones, así como para la agricultura biológica. Además, acompañamos y ayudamos a las cooperativas en sus esfuerzos con nuestras vigorosas ventas y los años de experiencia acumulados en el ámbito de la agricultura ecológica. En este marco se integran las visitas periódicas que efectúa sobre el terreno nuestro director de proyectos en África, Kuemkwong Siemefo.

Mangos de Burkina Faso

PROCEDENCIA Burkina Faso | INICIO 2018 | SOCIO DE PROYECTO Diima | MIEMBROS 15 | SUPERFICIE DE CULTIVO 153 ha | CERTIFICACIÓN DE* Etiquetado Eco de la UE, GLOBALG.A.P. + GRASP, Naturland | PRODUCTOS Mangos (frescos y secados)

En el oeste del país, cerca de la segunda mayor ciudad de Bobo-Dioulasso, se encuentran los árboles de mango de los pequeños agricultores de Diima. Se cultivan las variedades de Amelie, Brooks y Kent. En la propia nave de empaquetado se transforman exclusivamente frutos ecológicos – a continuación, aún en el primer semestre de 2018, está prevista una estación de secado. El gerente es Ido Nebnoma.

Mangos del Senegal

PROCEDENCIA Senegal | INICIO 2009 | SOCIO DE PROYECTO Sociedad cooperativa Buur Sine y Amacodou Diouf como socio comercial | MIEMBROS 75 | SUPERFICIE DE CULTIVO 125 ha | CERTIFICACIÓN Bio Suisse, Etiquetado Eco de la UE, GLOBALG.A.P. , Naturland | PRODUCTOS Mangos

Estos mangos proceden de la región de Niayes, situada junto a la costa norte del Senegal. Constituyen la principal fuente de ingresos de los pequeños agricultores de la zona. Sus áreas de cultivo son de tamaño apreciable: en promedio tienen entre 2 y 5 hectáreas. Los frutos de los árboles crecen de forma natural, bien adaptados a las condiciones del suelo y el clima locales.

Junto a nuestro socio Amacodou Diouf y bajo la iniciativa de BioTropic, hemos constituido la cooperativa “Buur Sine”. Diouf actúa como director de operaciones y no se limita a organizar la exportación de los mangos, sino que también presta apoyo a muchos otros proyectos sociales en forma de escuelas, hospitales y grupos de mujeres.

Los hombres y mujeres que integran la cooperativa cuidan de sus explotaciones agrícolas en régimen de responsabilidad propia y siguiendo normas ecológicas. “Buur Sine” adquiere los mangos a los miembros integrantes de las las cooperativas, los embala y los vende finalmente a BioTropic, que actúa como sociedad importadora. “Buur Sine” se hace cargo de las labores de recolección y control de calidad de los frutos, además de prestar servicios de apoyo técnico.

Sin embargo, la cooperativa ha perdido la certificación de comercio justo Fairtrade, que se había esforzado por conseguir hace algunos años. El motivo fue muy simple; el mercado de consumo resultaba demasiado pequeño para soportar los gastos y el esfuerzo burocrático suplementario, ambos muy elevados en comparación. Ahora bien, sí se mantienen las entregas fijas y los precios mínimos fijados por BioTropic, que incluso superan los estándares del comercio justo con certificado Fairtrade.

A partir de 2018 está previsto que a la certificación de GLOBALG.A.P. seguirá también una auditoría de GRASP. Este es un módulo adicional voluntario de GLOBALG.A.P. que evalúa la gestión social en la explotación agrícola y que trata de la seguridad laboral, la protección sanitaria y los aspectos sociales de los trabajadores.

Imprimir Correo electrónico