Impregnadas por el sol, llegan las mandarinas Nadorcott desde Marruecos

Aunque en Europa occidental todavía persiste el invierno y los árboles están deshojados, han llegado ya desde Marruecos las mandarinas Nadorcott totalmente bañadas por el sol.

Soumia Lomri y Emile Grac cultivan estas mandarinas en su granja Les Vergers Bio. Entre la ciudad portuaria Esauira y Marrakech, han adquirido unas 100 hectáreas en las que cultivan mandarinas, naranjas e higos de calidad bío.

También este año Odile Bouron, la directora de nuestra sucursal francesa, ha visitado Marruecos junto con su compañero Willem Bakker, para observar la próxima cosecha y discutir sobre la próxima temporada. Una gran cantidad de mandarinas de un color brillante cuelgan de los árboles. Su aroma, entre dulce y ácido, está perfectamente equilibrado, por lo que es fácil satisfacer a cualquier paladar. Por lo general, las mandarinas Nadorcott no contienen pepitas y son fáciles de pelar.

Este matrimonio ha creado un pequeño jardín del Edén que mantiene y cuida. Desde el principio, esta pareja ha estado muy comprometida con una agricultura responsable, lo que se ve reflejado en su filosofía de producción: un suelo rico en nutrientes y un cultivo sostenible. Ya en Francia, su tierra natal, vendían hierbas aromáticas. La agricultura los ha acompañado durante mucho tiempo.

La temporada de las mandarinas Nadorcott comienza la primera semana febrero y se prevé que finalice a finales de marzo. Soumia y Emilie esperan una cosecha de 500 toneladas. Se esperan unas mandarinas con un calibre bastante grande, entre 1 y 3. BioTropic distribuye mandarinas Nadorcott en Europa de manera exclusiva.

Texto: Visnja Malesic
Imágenes: BioTropic GmbH
Fecha de actualización: Febrero 2020

Imprimir Correo electrónico

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.